Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

El Fondo de Bienestar Social es la niña de nuestros ojos ¡No al malgasto de recursos! ¡No virtualidad!

Bogotá Junio 25 de 2020

Guárdame como a la niña de tus ojos;
escóndeme bajo la sombra de tus alas,
de la vista de los malos que me oprimen,
de mis enemigos que buscan mi vida.

Oración de David. Salmo 17. Versíc 8/9

 

Preocupante, por decir lo menos, lo denunciado por la Representante de los Trabajadores ante la Junta Directiva del FBS en consenso con la mayoría de los Representantes de las Gerencias, en su Comunicado Nacional. Y decimos preocupante en varios sentidos:

Para entender un poco la dimensión de la importancia que tiene para todos los trabajadores de la CGR NUESTRO Fondo de Bienestar Social es menester hace un rápido recuento de la política de bienestar en la entidad.

Hasta antes de la Ley 106 de 1993 y de los Decretos Ley 267 y 268 de 2000, los funcionarios de la Contraloría General de la República, teníamos una vinculación de libre nombramiento y remoción, es decir no existía la Carrera Administrativa, nuestra “estabilidad” la daba el manejo clientelar y politiquero de la planta de personal y en materia de bienestar social NO existía ni Plan de Bienestar, la CGR construía de manera directa y en sorteos eran asignados los apartamentos. Ni créditos directos, ni ayudas, ni auxilios, nada que se pudiera ser apreciado como política de bienestar.

Es resultado del trabajo sindical realizado en ese entonces que se logra en los meses de Febrero a Agosto de 1998, con el Doctor HERNÁN GUILLERMO ALDANA, Contralor General1, llegar a los primeros acuerdos laborales en la CGR, y ese primer acuerdo se centró en lo que, en ese entonces, golpeaba en su dignidad a los trabajadores, la inexistencia de una verdadera política de bienestar social en la entidad, se consensuó entre la Administración del  Contralor ALDANA y los trabajadores un programa de bienestar cuyo eje central era el otorgamiento de créditos de vivienda cuyos beneficiarios serían seleccionados por un puntaje resultante de la sumatoria de varios criterios. De esa manera se empezaba a tener una política de bienestar construida desde EL CONSENSO y ese criterio de la CONSENSUALIDAD se ratificó y profundizó aún más cuando se acordó con la Administración del Doctor CARLOS OSSA ESCOBAR que el Representante de los Empleados ante la Junta Directiva del FBS sería electo democráticamente por todos los trabajadores. Desde entonces hasta hoy, ha hecho parte de la esencia del FBS, que en materia de bienestar siempre debe prevalecer el consenso y el respeto a la opinión de los trabajadores en el diseño y ejecución de los programas de bienestar. Siempre ha existido debate entorno a qué es lo mejor y más beneficia a los funcionarios y sus familias, pero siempre se ha buscado y alcanzado el consenso, el acuerdo. Hasta hoy.

El trabajo sindical desarrollado respecto al FBS y sus programas, durante los últimos 20 años, ha permitido que se cuente hoy con programas y políticas de bienestar que responde a necesidades CONCRETAS y benefician de manera REAL a los trabajadores y sus familias.

Imponer por mayorías un programa de bienestar que en su totalidad se desarrollará de manera virtual no solo desconocen la opinión, ampliamente mayoritaria, de los trabajadores y sus representantes, sino que es dilapidar nuestros recursos en programas, en primer lugar, que en Internet se encuentran con el sello de la GRATUIDAD y, en segundo lugar, que no benefician al conjunto de los y trabajadores y sus familias ni son los esperados en momentos de Pandemia.

Los trabajadores tenemos claras las restricciones que imponen, no el Gobierno del Empresariado, sino la lógica y la razón de proteger la salud y la vida y por ende sabemos que es muy difícil desarrollar actividades que signifiquen concentración o aglomeración. Por ello, es que coincidimos con al Representante de los Trabajadores en que el Programa de Bienestar debe responder a aquello que beneficie realmente a los trabajadores y no signifique un presunto derroche de los recursos.

Llamamos la atención del Señor Contralor Carlos Felipe Córdoba en el sentido que en políticas de bienestar como acaeció con el Acto legislativo 4 de 2019 y la Modificación a la estructura y Planta de Personal deben ser el resultado del consenso y de escuchar la voz de los trabajadores.  

El FBS es la niña de nuestros ojos y así como criticamos a quienes se inscriben en actividades del FBS y no asisten a ellas, también criticamos, que hoy, se pretenda dar rienda suelta al gasto por el gasto. Hay propuestas serias que surgen del seno de los trabajadores. Consensuemos aquello que de manera REAL beneficie a los trabajadores y sus familias. NO improvisemos.

Llamamos a todos los trabajadores a cerrar filas en torno a nuestros Representantes ante el FBS. Defendamos lo que es nuestro. Digamos NO al malgasto de recursos. Digamos NO a la virtualidad en materia de bienestar.

ASCONTROL
JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

Carlos Saavedra Zafra                           Rocío margarita Pallares Ortiz
Presidente Nacional                                  Secretaria General

 

Fondo de Bienestar Social
Covid-19