Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

En defensa del Control Fiscal Público: Ni tribunal de cuentas, ni Contraloría General de la Nación

Audio en que Vargas Lleras asegura que eliminará Contralorias municipales y departamentales y creará un Tribunal de Cuentas de orden Nacional.

________________________________________

 

ASOCIACION SINDICAL DE TRABAJADORES DE LA CONTRALORÍA GENERAL DE LA REPÚBLICA – ASCONTROL

Declaración Política

Frente a la importancia superlativa que ha adquirido la lucha contra la corrupción en la consolidación del proceso de paz y la construcción de un país incluyente, con justicia social y ante la justificada incertidumbre que han generado opiniones expresadas en primera instancia por el Contralor General y ahora, con vehemencia por un candidato presidencial, en relación con la reforma o liquidación del control fiscal público territorial, EXPRESAMOS:

1) Rechazamos cualquier opinión, proyecto o propuesta que conduzca a la eliminación de la Contraloría General de La República y las Contralorías Territoriales o que ponga en riesgo la estabilidad institucional y laboral de los órganos de control fiscal público y sus funcionarios. Por lo anterior, expresamos nuestra objeción a cualquier propuesta en dicho sentido y alertamos al conjunto de trabajadores del control fiscal y a sus familias.

2). Rechazar como herramienta del Control Fiscal la implementación del nuevo modelo que ha conllevado la separación del control fiscal micro en tres tipos (Cumplimiento, Financiero, Desempeño), que a nuestro juicio no permite obtener una visión integral de la gestión pública y advertimos que su aplicación arrojará resultados inanes en la lucha contra la corrupción, contrarios al mandato Constitucional y a la línea jurisprudencial existente que considera desde la vis expansiva el control fiscal, como un control integral y amplio (Sentencias C- 840/01 y C-103/15).

La captura de la institucionalidad estatal a todo nivel por verdaderos carteles de la corrupción y el crimen organizado, demanda órganos de control fiscal autónomos, independientes, fortalecidos administrativa, laboral y técnicamente. En ese sentido, creemos que, tal como se enuncia en las ISSAIS, el control fiscal a ejercer en Colombia, dadas las condiciones sociopolíticas y económicas del país, se puede ejercer con los tres tipos de control de manera combinada o integral, como ya lo tenía preestablecido Colombia, lo que permitía abordar de manera completa, amplia e integral la gestión de las entidades y la forma como estas utilizaban los recursos del estado, definiendo el impacto que estos deben generar en el bienestar y desarrollo de la sociedad colombiana.

La experiencia, formación y compromiso de los funcionarios de carrera administrativa de la CGR ha permitido que la Contraloría General de la República y las Contralorías Territoriales, a pesar de las limitaciones constitucionales, legales, administrativas, funcionales, operativas y de los intereses personales y las decisiones caprichosas sin rigor técnico de las administraciones de turno; hayan dado resultados acumulados tangibles, no solo en materia de recuperación de dineros malversados, sino de mejoramiento continuo de la gestión de las entidades auditadas.

Los nuevos modelos traen consigo una serie de dificultades metodológicas, logísticas, de tiempo, de especialidad de los equipos auditores, desplazamientos, etc. que afectan el rigor técnico y los resultados de los procesos auditores.

3) Rechazar la politización sistemática de los órganos de control fiscal público en Colombia y la imperiosa necesidad de derogar o modificar la Resolución 6541 de 2012 para retornar en las decisiones técnicas misionales al seno objetivo e independiente de las evidencias y soportes que sustentan tanto los hallazgos fiscales como la apertura de PRF. Esto, junto con la maquiavélica forma de elegir a los titulares de los órganos de control, son la génesis real de la politización y burocratización del control fiscal.

4) Una denodada y efectiva lucha contra la corrupción pasa NO por la liquidación de los órganos constitucionales de control sino por su fortalecimiento administrativo, laboral, técnico, metodológico, institucional y NO retrotraer el país a formas organizativas y enfoques de control que, como la Corte de Cuentas / Tribunal de Cuentas, son caducos y ya probados en el arreglo institucional colombiano, ni caer en sofismas que como la “Contraloría General de la Nación”, tienen un mismo propósito: liquidar TODOS los órganos de control fiscal cuando lo que corresponde es exigir la existencia de una real autonomía presupuestal y administrativa, así como de la carrera administrativa especial de la Contraloría General de la República y de las Contralorías Territoriales.

5) Ante la situación planteada hacemos un llamado angustioso a los trabajadores del control fiscal a optar por aquellas candidaturas presidenciales que comprenden que la herramienta fundamental en la consolidación del proceso de paz y la lucha contra la corrupción son los órganos de control fiscal (la Contraloría General de la República y las Contralorías Territoriales), que deben ser objeto de fortalecimiento y respaldo institucional del Estado y no de su liquidación.

6). Por la defensa del control fiscal público como parte esencial en el ejercicio de una democracia, con trasparencia, en paz con inclusión y justicia social, decimos NO AL TRIBUNAL DE CUENTAS. NO A LA CORTE DE CUENTAS.

 

Dada en Bogotá D.C. a los veintidós (22) días de abril de dos mil dieciocho (2018).

ASCONTROL
ASCONTROL SIEMPRE CONTIGO

Control fiscal
Política