Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

Ola invernal: ¿tragedia natural o feria de contrataciones?

La trágica situación por la que atraviesan más de 3 millones de colombianos, por el invierno más intenso de los últimos años, especialmente aquellos que conforman las capas sociales pobres y desposeídas que desde el año anterior perdieron sus haberes y cosechas, nos inspira el más profundo sentimiento de solidaridad para con nuestros hermanos damnificados por este desastre natural; pero igualmente nos obliga como ciudadanos y particularmente como funcionarios del máximo órgano del control fiscal en nuestro país, a determinar la responsabilidad de los gobiernos, autoridades y funcionarios públicos a quienes correspondía la prevención de este anunciado desastre y a quienes hoy, con este desastre ven la posibilidad de engrosar su patrimonio en desmedro de los recursos del erario destinados para la rehabilitación de los estragos de la Ola Invernal.

Pero esta responsabilidad misional, trae consigo la necesidad de personal que dinamicen la verificación de que los recursos destinados a mitigar los efectos de esta tragedia natural, lleguen a los verdaderos damnificados y es precisamente allí donde surgen, de acuerdo a justificaciones de la Administración Morelli, las contrataciones de personal, que en el pasado no le gustaban, bajo la figura de prestación de servicio, pero que hoy, según ella celebra, debido a la insuficiencia de personal de planta de la CGR, para atender los compromisos de Ola Invernal y a la ocupación de este personal en otras actividades misionales.

La verdad sea dicha, siempre hemos manifestado que somos del criterio de que el proceso de vinculación de personal a la CGR, debe ser a través de los mecanismos legalmente establecido, como el concurso de meritos, mediante el cual se accede a nuestra Carrera Administrativa Especial; sin embargo entendemos que en circunstancias especiales y apremiantes como la presentada con el fenómeno de la Ola Invernal, es factible temporalmente optar por la figura de contratos de prestación de servicio de personal, siempre y cuando esta contratación, se ajuste a las necesidades reales de la entidad y se efectué una selección objetiva de personal, premisa esta, que fue motivo de controversia de nuestra organización sindical Ascontrol, con la Administración Turbay.

Bajo la perspectiva anterior, en la Gerencia Departamental Bolívar, observamos la ejecución de contrataciones bajo la figura de prestación de servicio de personal, sobre la cual presentamos las siguientes observaciones:

Contrato Nº090-28-03-2011

Objeto: Prestación de servicios profesionales para coordinar en el departamento de Bolívar, el seguimiento a los recursos que se ejecuten en dicho departamento para la atención del estado de la emergencia, económica, social y ecológica.

Valor: $90.000.000

Duración: Nueve Meses.

Cargo Presupuestal: Gestión General Posición Catalogo de Gastos C-530-1000-5 Ampliación Fortalecimiento de la Calidad y Cubertura de la Vigilancia de la Gestión Fiscal Ejercida por la CGR Nacional.

Contrato Nº 092-28-03-2011

Objeto: Prestación de servicios profesionales, para apoyar al Coordinador en el departamento de Bolívar, al seguimiento de los recursos que se ejecuten en dicho departamento para la atención del estado de la emergencia, económica, social y ecológica.

Valor: $31.500.000

Duración: Nueve Meses.

Cargo Presupuestal: Gestión General Posición Catalogo de Gastos C-530-1000-5 Ampliación Fortalecimiento de la Calidad y Cubertura de la Vigilancia de la Gestión Fiscal Ejercida por la CGR Nacional.

Esta pequeña muestra de contratos por valor de $121.5 Millones, quizás resultaría insignificante en otro escenario distinto a la CGR, pero no es posible que siendo nosotros los llamados misionalmente a vigilar y controlar oportuna y efectivamente los recursos públicos, dejemos pasar por alto esta situación, sin advertir a la Contralora General, sobre la inversión ineficiente de recursos en estas contrataciones y la manera en que violentan los procedimientos, técnicas de auditoría y escenarios de socialización y análisis del trabajo auditor, establecidos de manera reglada por la CGR, en el Audite 4.0.

En el análisis efectuado a estos contratos observamos, que en las condiciones de requisitos y perfiles profesionales para la ejecución del objeto contractual, no se establece la exigencia de conocimientos en procesos de auditoría, que garantice técnicamente los resultados esperados por parte de la CGR.

Así mismo, observamos que para el desarrollo del objeto del Contrato Nº090, el contratista actúa en representación de la CGR, y está facultado para solicitar información a nombre de la entidad, (actuaciones que no pueden ejercer siquiera los funcionarios de carrera que no lideren procesos auditores); de igual forma, evalúa y conceptúa sobre la documentación acopiada, de manera independiente, sin que contractualmente esté obligado a articular con la Gerencia Departamental Bolívar, en Comités de Evaluación Departamental o en otro escenario, que permitan validar la efectividad de los informes y/o resultados de los servicios prestados en el Departamento de Bolívar. Más aun teniendo en cuenta que la contratación establece que la supervisión de la ejecución contractual, estará a cargo del Contralor Delegado de Participación Ciudadana en la ciudad de Bogotá, no considerando la realización de una supervisión en tiempo real y efectiva, en la Gerencia Departamental Bolívar, como instancia representativa de la CGR, en la sede de ejecución del objeto del contrato.

Además, se contempla en el Contrato Nº090, el reconocimiento del respectivo gasto de transportes y viáticos, en caso de que el contratista requiera el desplazamiento y permanencia fuera de la ciudad de Bogotá D.C, en este punto advertimos que el solo hecho de realizar actividades objeto del contrato en la ciudad de Cartagena, genera el derecho a reclamar el pago de viáticos y aun más si se requiere el traslado a otros municipios del departamento de Bolívar, haciendo más oneroso este tipo de contratación, toda vez que según la Escala de Viáticos de la CGR para el 2011, le correspondería al contratista por concepto de viáticos $372.197 día, para un total de $8.188.334 en aproxi., veintidós (22) hábiles, lo anterior sin calcular viáticos a municipios y gastos de transportes (pasajes aéreos y terrestres), estimando un valor mensual aproximado de este contrato, por $18.188.334.

Esperamos que dicha situación sea un lapsus de la administración, el cual debe ser corregido oportunamente por esta, evitando a futuro posible controversias y detrimento al presupuesto de la CGR.

Un aspecto que lastima y desmotiva profundamente a los trabajadores de la CGR, (profesionales con formación académica, especialización y maestría, pero sobre todo con muchos años de experiencia en control fiscal público), dado el compromiso y profesionalismo con que asumimos las tareas misionales, es el hecho obligado bajo el PRINCIPIO de igual trabajo igual salario, saber que un PU-G01 tendría que laborar en promedio dos (2) años para percibir en salarios, $89.2 millones y un PU-G02 en promedio (1) año y (8) Meses para recibir $92 millones, sin embargo, la Administración Morelli, muy “generosamente” considera que los servicios de un profesional especializado en nueve (9) meses cuestan $90 millones, sin incluir viáticos, para atender la vigilancia de los recursos de Ola Invernal, que técnicamente no es otra cosa distinta a la que rutinariamente hacemos los auditores de la CGR, (sin con contar con funcionario de apoyo), en el adelanto de una Línea de Auditoría de Gestión, Presupuesto o Contratación a recursos de mayor inversión como el caso de Regalías o SGP.

Pero igualmente la Ola Invernal, trajo consigo para esta administración de la CGR, otras vinculaciones de personal previas y posteriores a este fenómeno natural, nos referimos a los cargos de Asesores del Despacho de la Contralora, asignados a las gerencias departamentales, bajo la figura de vinculación como supernumerarios. En el caso de la Gerencia Departamental Bolívar, la Contralora General hasta la fecha a designado cinco (5) asesores de despacho, cuyas funciones en la práctica se asemejan a las realizadas por los Coordinadores de Gestión, en sus funciones de supervisión de los procesos auditores y apoyo al despacho del Gerente Departamental.

En la Gerencia Departamental Bolívar, se cuenta actualmente con un número igual de Asesores de Despacho (5) y (5) Coordinadores de Gestión, así: tres (3) Coordinadores de Vigilancia Fiscal, (1) de Responsabilidad Fiscal, (1) para el adelanto de los Procesos Administrativos Sancionatorio. Creemos que debido a la complejidad de los procesos de Vigilancia y Responsabilidad Fiscal y de Apoyo que se desarrollan actualmente en esta gerencia, no requieren de acompañamiento de Asesores del Despacho de la Contralora, lo que sí se hace necesario e indispensable, es agilizar el proceso de convocatoria para la vinculación de profesionales, en los perfiles requeridos, para apoyar los procesos misionales de las gerencias departamentales e incluso para las actividades, como la atención de la Ola Invernal.

Con relación a las funciones que vienen desempeñando los Asesores del Despacho de la Contralora, asignados a la Gerencia Departamental Bolívar, observamos que mediante Memorando de Encargo, del 01-04-2011, de asignación, Proyecto de Auditoría Control Excepcional sobre el Sistema de Seguridad Social en Salud – Distrito de Cartagena, se designa como Líder del Equipo Auditor, a un Asesor del Despacho de la Contralora, situación esta que contraviene lo establecido en el Audite 4.0, pues quienes deben liderar los procesos auditores son los Profesionales Universitarios Grado 02, vulnerando de esta manera las competencias de estos Profesionales de Carrera Administrativa.

Compañer@s, las comparaciones son odiosas y muy seguramente más para la Contralora General, si se trata de comparar su administración con la del doctor Turbay, pero sus actuaciones en cuanto a ampliación de la planta de personal (planta temporal de asesores, gerentes provinciales) y contratación de prestación de servicio de personal, que tanto criticó y denunció de la administración anterior; tienen a nuestro juicio, un tinte más politiquero y burocrático, sobre todo en medio de un año eminentemente electoral, en el que se celebraran elecciones territoriales, y que dadas la exigencias de la Ley de Garantías Electoral, debería la señora Contralora dar ejemplo.

No olvidemos que la excesiva contratación de personal, puede convertirse en una nomina paralela (Advertencia de la Auditoria General de la República a la Administración Turbay) y un mayor crecimiento de la planta de personal con cargos directivos (Asesores de Despacho de la Contralora y Gerentes Provinciales) implica mayor burocratización y en ambos casos peligra la estabilidad institucional y laboral en nuestra entidad.

Recodemos que las administraciones son aves de paso y los trabajadores de carrera administrativa siempre estaremos al frente de nuestra entidad, y somos quienes finalmente cargamos sus legados, sean estos buenos, regulares o malos y posteriormente nos toca enfrentar las revisiones ajustes y criticas de futuras administraciones, como la actual. No podemos aceptar que se repita la historia de la contratitis, dada en la administración Turbay.

Pero contrario a todas estas diligentes acciones para la consecución de recursos para la atención de Ola Invernal y demás contrataciones, nos encontramos con la otra cara de la moneda: Las limitaciones presupuestales para la asignación de viáticos para la realización de las visitas de auditorías a las entidades territoriales, lo cual dicho sea de paso, según información de la Delegada del Sector Social, que tiene a cargo el mayor presupuesto asignado por concepto de viáticos, los recursos proyectados por este concepto para la vigencia 2011, sólo alcanzan a cubrir compromisos hasta junio de esta vigencia, exclusivamente para auditorias, es decir no hay recursos para el adelanto de indagaciones preliminares, denuncias u otro tópico, no obstante a lo anterior se exige auditorias con calidad y sólo hallazgos fiscales.

Limitaciones presupuestales que podrían mitigarse y fortalecer la cobertura de las auditorias e imagen de la gestión de la CGR, si los recursos apropiados para los costos de la Planta de Supernumerarios, con cargos de Asesores del Despacho de la Contralora, los cuales para la actual vigencia asciende inicialmente a la suma de $3.000 millones, sin incluir otros emolumentos (viáticos, primas etc.), se utilizaran para asumir los costos de viáticos, para la realización de las visitas en los procesos de auditorías a entidades territoriales.

Todo ello conlleva a un panorama sombrío de la imagen de la CGR ante la comunidad; más contratos de personal, más contratos de asesorías, más cargos de nivel directivo, sumado a la baja gestión que podría presentarse en la entidad por falta de recursos, ponen a la CGR en bandeja de plata para un proceso de privatización, mucho más ahora cuando se avizora la firma del TLC con EEUU y las multinacionales de auditorías privadas pendientes del ponqué del ejercicio del control fiscal. Parafraseando al Compañero Jorge Enrique Robledo Senador de la República, cuando se refiere a la manguala de los neoliberales y su despropósito de acabar con los recursos de la Nación, ¿Será esto una equivocación ó una conspiración para acabar con la CGR?

A propósito de todo esto de las contrataciones de prestación de servicio de personal, vinculación de asesores en planta temporal, contratos millonarios de asesoría especializada en el Nivel Central y proyectos de inversión para cambio de sede en el Nivel Central, traemos a colación, unas expresiones de la Contralora General en un artículo publicado en El Tiempo del 02 Abril del presenta año, ”... Contralora General, Sandra Morelli, denuncia la existencia de fuerzas paralelas al Estado "con capacidad de arrodillarlo" en materia de contrataciones Al respecto nos preguntamos, existirán estas fuerzas al interior de la CGR que arrodillan a la Administración Morelli? Obedecerán las contrataciones y nombramiento de asesores a compromisos con las fuerzas políticas que conforman la Unidad Nacional del Gobierno Santista?

Compañer@s el llamado es a la unidad de clase trabajadora a refrendar nuestra responsabilidad como ciudadano, trabajador de la CGR, dirigente sindical, asociado, a defender con altura nuestra entidad, el control fiscal público, autónomo e independiente, nuestro trabajo, nuestro futuro y el de nuestra familia.

Indaguemos en el Nivel Central, en las Gerencias Departamentales, la celebración de este tipo de contrataciones, nombramiento de asesores del despacho de la contralora en las gerencias departamentales, a fin de tener un acervo probatorio de estos hechos y masivamente advertir a la Administración Morelli de la inconformidad que ello ha causado en los trabajadores, que no somos convidados de piedra, que no nos hacemos los de la vista gorda, que no nos hacemos pasito y que estamos dispuestos a luchar por la CGR y a garantizar que no involucionemos a la época del mal llamado CGR = Fortín Burocrático de la Clase Politiquera.

Con sentimientos de Solidaridad, Unidad y Combate.


JUNTA DIRECTIVA ASCONTROL BOLÍVAR

!TODOS A LA CALLE ! VIVA EL 1º DE MAYO¡
 
Subdirectiva Bolivar

Contenido reciente

managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...
managementrapsc...