Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

PGA 2011: ¿Colcha de improvisaciones?


Bogotá, D. C. Enero 25 de 2011

Doctora
SANDRA MORELLLI RICO
Contralora General
Contraloría General de la República


PGA 2011: ¿Colcha de improvisaciones?

Nos enseña la experiencia popular que “No por madrugar amanece más temprano” y dictan varios expertos de los procesos de cambio que acelerar un proceso de cambio hace ver que se avanza en el proceso pero los resultados finales serán unos cambios mediáticos, improvisados, y de poco o nulo impacto.


Los trabajadores y trabajadoras de la Contraloría General de la República (CGR) hemos recibido con beneplácito la propuesta de generar un cambio sustancial al enfoque de control fiscal ejercido por la CGR, dinamizar los procedimientos existentes, aplanar la estructura, etc.; son asunto técnicos marco que deben guiar la discusión metodológica, técnica, procedimental en la búsqueda de mejorar el desempeño institucional en el cumplimiento de nuestro mandato constitucional.

 

Sin embargo, creemos que la CGR no se puede dar el lujo de atender a medias o desatender nuestras responsabilidades constitucionales y legales actuales por el afán de implementar el nuevo enfoque de control. Los trabajadores y trabajadoras de la CGR no podemos aceptar se exprese que nuestra labor en los sujetos de control les resulta a éstos incómoda, afortunadamente pasa ello, lo que si se debe precisar y revisar es que ha existido descoordinación y falta de planeación por parte del Nivel Directivo de la CGR a la hora de definir y organizar las diferentes labores de la CGR.

 

Las dificultades respecto a los problemas de gestión de la entidad no tienen en los funcionarios de carrera ni su origen ni su causa; todos al unísono responden a decisiones adoptadas por la Alta Dirección de la institución: Resolución 6036 (cambiazo de informes), cambios en la etapa de planeación del proceso auditor, no apoyo de viáticos, reducción del tiempo de la auditoría, entre otras medidas; han impactado negativamente en el resultado final de nuestra gestión misional. Por ello, coincidimos con la Contralora Sandra Morelli Rico en la imperiosa necesidad de redireccionar técnicamente la entidad, para lo cual los trabajadores tenemos no sólo aptitud sino también actitud positiva al cambio.

 

Pero, los cambios metodológicos, técnicos, operacionales, funcionales, y de estructura que se requieren deberán tener un soporte legal y reglamentario que conlleve a reformar nuestras responsabilidades legales y a modificar nuestras reglamentaciones internas, actuar de otra manera es poner a la CGR en la ejecución de actividades legítimas pero con poca fundamentación o respaldo legal. O aún más crítico pretender ejecutar las actuales responsabilidades y a la par ejecutar las nuevas metodologías origina como ya esta originando que los funcionarios sean sometidos a ejecutar al mismo tiempo dos, tres o más procesos en dos meses en detrimento de su calidad. Por otra parte la orientación de permanecer en las instalaciones de la CGR a fin de desarrollar la etapa de planeación se encuentra con la crónica situación de no contarse en la institución con suficientes puestos de trabajo y equipos de computo, amén de una abierta contravención de Resoluciones Orgánicas (Audite 4.0) que imponen unos formalismos y procedimientos al trabajo auditor, que de no llevarse a cabo originaran la determinación de un producto NO conforme y la posibilidad de subsecuentes procesos disciplinarios.

 

Cuando en el Plan Estratégico se habla de “la poca utilización de los informes de los órganos de control administrativo” es desconocer que ello hace parte ya de los procedimientos establecidos en el ejercicio del proceso auditor y que “la excesiva permanencia de las comisiones de auditoría…constituye no solo motivo de malestar para los sujetos de control sino que también impide una adecuada planificación y utilización de los recursos de control…” es desconocer que el Audite 4.0 ha cargado la labor auditora de formalismos y de procedimentalismos que vuelven imperativa la permanencia del auditor en los sujetos de control durante la etapa de planeación; es desconocer que el trabajo auditor es preconcebido, predefinido en los llamados memorandos de encargo que se convierten en una camisa de fuerza para el equipo auditor que vuelven inane la etapa de planeación; asuntos estos que son reiterados en el PGA 2011.

 

Es decir, las denominadas falencias en nuestra gestión misional no obedecen a nuestra carrera administrativa, ni a nuestra experiencia y conocimientos; todo lo contrario, los funcionarios de la CGR nos hemos estrellado reiteradamente con un cuerpo directivo que teniendo palmarés académico no han tenido la actitud positiva de escuchar, de dialogar, de interactuar con los funcionarios de la entidad; de aprender enseñando, es decir de aportar y de recibir conocimientos y experiencia; este es el llamado fraternal a la actual administración; escuche a los trabajadores.

 

Los funcionarios de la institución estamos predispuestos al cambio y al aprendizaje pero ello en un clima laboral de respeto, tolerancia y reconocimiento. No somos ni perezosos, ni mediocres, hemos cumplido con nuestras responsabilidades y funciones y aquel que las incumpla deberá individualmente responder por sus actuaciones.

 

Bienvenidas las nuevas herramientas propuestas para ejercer el control fiscal asignado constitucionalmente a la CGR; queremos desarrollar y profundizar la evaluación de políticas públicas limitada por decisiones de las direcciones de la entidad; queremos desarrollar y profundizar sobre la auditoria por proyectos/programas/procesos que estando contemplada en nuestra reglamentación interna (auditoria sectorial) ha sido igualmente limitada no por decisiones de los funcionarios sino de los anteriores equipos directivos de la institución; queremos que la CGR se posicione, se fortalezca, como el órgano superior de control fiscal del Estado.

 

Creemos que es necesario para la buena marcha institucional tomar decisiones en materia técnica que coadyuvan, como por ejemplo:

 

  • Derogar el acto administrativo que da vida jurídica al Audite 4.0 y con ello será optativa la aplicación total o parcial de los procedimientos allí contemplados por parte del equipo auditor.

 

  • No existiendo ni puestos de trabajo ni equipos de cómputo en las instalaciones de la CGR, la permanencia del equipo auditor en las entidades sujetos de control se vuelve imprescindible.

 

  • No definir previamente ningún tipo de “línea de auditoría” a los equipos de auditoría ya que ello convierte la etapa de planeación en una etapa inane.

 

  • Respecto a la Auditoría al Balance General de la Nación, es impostergable el reforzar el equipo de trabajo con mínimo siete contadores públicos y tomar como fuente principal en la realización de la Auditoria al Balance General de la Nación, los estados contables consolidados y preparados por la Contaduría General de la Nación y como fuente secundaria los informes de auditoría de algunos sujetos de control claves de cada sector y de esta manera disminuir la presión sobre los equipos de auditoría. que estén encargados del proceso auditor de las 299 entidades del ambiente SIIF-Nación.

 

  • Respecto a la Auditoría por Proyectos, Programas, o Procesos creemos conveniente seleccionar en cada una de las Contralorías Delegadas uno o dos programas/proyectos a fin de llevar a cabo unas auditorias piloto que nos permita definir alcance, objetivos, procedimientos y criterios para la ejecución de este tipo de auditorías y una vez efectuados los cambios procedimentales y reglamentarios priorizar como herramienta para el ejercicio del control fiscal la utilización de la auditoria por programas.

 

  • En lo relacionado con las Direcciones de Estudios Sectoriales (DES) debería efectuarse por parte del Señor Vicecontralor General una reunión con dichos funcionarios a fin de aclarar el alcance de la denominada evaluación de políticas públicas y definir la participación de las DES. En nuestro criterio debería involucrase funcionarios de las actuales DES en el llamado Observatorio de Políticas Públicas y los demás funcionarios deben continuar responsabilizándose del análisis sectorial.

 

 

Cordial saludo,

 

 

JUNTA DIRECTIVA NACIONAL

ASCONTROL SIEMPRE CONTIGO

 

 

 

 

Carlos Saavedra Zafra Carlos Ramírez del Castillo

Presidente Nacional Secretario General

 

 

Miguel Adaime Vanegas Javier Barriga Couot

Luis Carlos Pichón Gómez Bolivia García Salazar

James Álvarez Lenis Salvador Moreno Vásquez

Martha Quinto Mosquera Jorge Vásquez Subiroz