Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

Programación del PGA y asuntos técnicos de la guía de auditoría en Risaralda

Pereira, 15 de Septiembre de 2011

Doctora
SANDRA MORELLI RICO
Contralora General de la República
Bogotá D.C.

Asunto: Programación del PGA y asuntos técnicos de la guía de auditoría

En forma respetuosa y comedida funcionarios de la organización sindical tomando en cuenta las diferentes opiniones de nuestros compañeros en la Gerencia Departamental Risaralda, con relación al asunto nos permitimos hacer las siguientes consideraciones y precisiones:

1. Cuestionamos el proceder de la Contraloría Delegada del Sector Social al cancelar las auditorias del SGP, donde se habían programado para el II semestre de 2011 un total de 0cho (8) auditorías, lo que garantizaría el cubrimiento del 100% de la capacidad instalada de la Gerencia Departamental, dejando sin auditar un gran número de recursos por el orden de los $240.658 millones, que corresponden al 59,71% de los recursos asignados en la vigencia del 2011 al Departamento incluido sus Municipios por valor de $403.015 millones.

Con base en estas cifras, nos preguntamos: Como es que vamos a atacar la corrupción y cómo vamos a dar mayor cobertura, sí no se programan las suficientes auditorias en esta segunda fase en dicho sector. Es precisamente en las auditorías al sistema general de participaciones donde en los últimos años hemos detectado más deficiencias y las que han generado el mayor número de hallazgos fiscales. No entendemos como se cancelan estas auditorías existiendo un memorando de abril y circular del 25 de mayo relacionadas con el proceso electoral donde se expresan actuaciones especiales a los recursos de SGP. Se debería hacer una mejor distribución de Sujetos de Control dentro de las diferentes Delegadas y en especial en la Delegada del Sector Social.

Con extrañeza en el día de hoy nos informan que se suspendieron las Auditorías a las Cámaras de Comercio de los Municipios de Pereira, Dosquebradas y Santa Rosa de Cabal y a Nivel Nacional, situación que reduce más la cobertura de sujetos a auditar en todo el país, aspecto perjudicial para la Gestión de la CGR.

2. Con la creación de los grupos de reacción inmediata, de la Gerencia Departamental, en total tres (3), se soluciona en parte la deficiencia de la utilización de la capacidad instalada de auditores en la Gerencia, hasta mediados del mes de octubre del presente año.

Ahora bien, en el tema abordado por los grupos de reacción inmediata se asigna como objetivo el cumplimiento normativo al régimen subsidiado en donde se utilizarán técnicas de revisión sustantiva con procedimientos que están establecidos en guías de auditoría ya sin vigencia, por ello, consideramos que el ejercicio que se está realizando no corresponde a las características especiales de grupos de reacción con funciones de policía judicial que logren el recaudo ágil y efectivo de pruebas que conlleven a resultados merecedores, ello se hubiese podido abordar como auditoría gubernamental a proyecto o programa, tema de interés u otro, complementado con otras áreas igualmente importantes como son la educación, el saneamiento básico, los planes Departamentales de agua entre otros, utilizando la misma rapidez y ejecución en forma eficiente.

En consecuencia se debe establecer una metodología puntual para auditar recursos SGP con los mismos parámetros (tratar una situación puntual a un tema y unos recursos específicos con una planeación corta que no le reste tiempo a la ejecución del proceso, la cual se contemple en la nueva guía y dejar los Grupos de Reacción para aquellos asuntos que ameriten evidenciar una flagrancia e intervención inmediata cuando se tengan insumos moderados de latente existencia de daño patrimonial al estado.

En la situación actual requerimos de actuaciones que midan la gestión de la Gerencia Departamental mediante el auditaje en el cumplimiento de nuestro deber Constitucional sobre la vigilancia fiscal de los recursos públicos.

3. El nuevo audite es una herramienta que aún está en construcción y su aporte al ejercicio del control fiscal está por verse, es cierto que agiliza el proceso, pero deja grandes dudas y vacíos en aplicación como vemos a continuación:

· No se incluyen como integrantes de los Comités Directivos y Técnicos, del Nivel central y desconcentrado, a los REPRESENTATES DE LOS FUNCIONARIOS, se ha dejado en el limbo la existencia y funcionamiento del COMITÉ DE EVALUACION DEPARTAMENTAL, el cual, sigue vigente conforme a la Resolución reglamentaria 0043 de Agosto 28 de 2006, la cual, no ha sido derogada expresamente ni en todo, ni en parte.

· La discrecionalidad para la conformación de los integrantes del Comité Técnico, de acuerdo a la nueva guía de auditoría, donde se podrá invitar a los Contralores provinciales, al Supervisor, al Responsable de auditoría y líderes, le resta capacidad técnica y analítica frente a aspectos meramente técnicos toda vez que se presta para crear determinadas situaciones de acuerdo a conveniencias o intereses distintos a su verdadera esencia; igualmente no se establece mecanismo para su funcionamiento y deliberación.

· Se deja a libre discreción de las Delegadas, generar, crear e implementar sus propias directrices para aplicar en la Guía de auditoría perdiéndose la estandarización de procesos y técnicas propias de nuestro sistema de gestión de calidad, ya que cada delegada podrá proponer e imponer sus propias metodologías. No es claro el papel de la Oficina de planeación frente a que en este proceso dado que le corresponde entre otras la unificación de criterios y estandarización de técnicas y procedimientos. No se establecen boletines de actualización que permitan unificar en un solo documento la guía de auditoría y tendremos que acostumbrarnos a que sean las diferentes dependencias de la CGR quienes legislen sobre la guía. Caso concreto memorando del 06 de septiembre de 2011 emanado de la Gerencia del talento humano regulando los roles de supervisor, responsable auditoría, líder y equipo auditor.

· En la nueva Guía de auditoría no se establece una metodología ágil y oportuna que permita auditar con mayor celeridad y profundidad los recursos del Sistema General de Participaciones, regalías y otros. Se recurre a los Grupos de Reacción Inmediata en algunos temas puntuales como régimen subsidiado los cuales tampoco tienen una metodología clara y precisa, pues este tipo de revisión no está contemplada como auditoría, dejándose como una especie de actuación especial.

· No se han establecido metodologías que permitan a la Contraloría General ejercer un control en tiempo real y oportuno a la contratación de nuestros sujetos auditados y las cuales se están rindiendo trimestralmente a través del SIRECI, adoptado mediante Resolución No 6289 de 2011. No se conoce en estos momentos cual es la utilidad de la rendición de la información contractual a la CGR y como la vamos a abordar en nuestros procesos auditores.

· Aunque en las mesas temáticas de Cajicá se decidió mantener las modalidades de auditoría regular y especial con extrañeza vemos que en la nueva guía de auditoría gubernamental no se contempló la modalidad especial, no obstante que en esta última se pueden auditar proyectos, algún recurso en especial o un tema de alto impacto.

· Se involucra al Comité Técnico y al Supervisor en la evaluación del desempeño profesional de los auditores, cuando esta competencia le corresponde directamente al evaluador (Gerentes en el nivel desconcentrado). Libro 4, numeral 4.2.2 Guía de auditoría de la CGR.

· La nueva guía de auditoría se fundamenta en un enfoque de riesgos y controles, la cual ya venía empleándose en la Guía de auditoría gubernamental 4.0 siendo aplicable en una auditoría a un Sujeto en modalidad regular y no para un punto de control que consolida en el nivel central o para auditar un recurso específico o proyecto.

· Se continua con el enfoque a controles como estrategia de auditoría, lo que no debería existir como mecanismo de evaluación en un proceso de manejo a los recursos públicos, pues la estrategia debe centrarse de FONDO, a las operaciones, ejecución, cumplimiento, beneficio, resultados, impacto social, mejoramiento de calidad de vida de la población objeto y su cobertura, así como la garantía y calidad de los bienes y servicios prestados, en cumplimiento de los fines esenciales del estado Y NO ENFOCARSE EN LA FORMA (pruebas de control = listas de chequeo que debe realizar la OCI de cada entidad). Así mismo, el sujeto o punto auditado debe elaborar, implementar y aplicar su propio mapa de riesgos, sobre el cual, el ente de control se pronunciara respecto a su existencia o aquello que no es efectivo para minimizar o eliminar los riesgos en la administración, manejo y uso de los recursos PUBLICOS.

4. No desconocemos el esfuerzo de la administración por mejorar las políticas de talento humano y los procesos misionales de responsabilidad fiscal, micro, macro y la participación ciudadana para combatir la corrupción, sin embargo vemos con preocupación que se ha acentuado la demora en los procesos administrativos, la nueva estructura propuesta, la falta de coordinación y planeación de las diferentes actividades para su ejecución, la falta de equipos de computo, la inoperante asignación de viáticos para auditorías y el trámite de denuncias, debemos propender por un acercamiento y una comunicación efectiva con los funcionarios y las organizaciones sindicales, con el fin de trabajar como un solo equipo en defensa de nuestra misión.

Por lo anterior, solicitamos respetuosamente revisar y reconsiderar la programación del PGA, para lograr una mejor utilización de la capacidad instalada de la Gerencia Departamental, e igualmente considerar los aspectos técnicos de la nueva Guía de Auditoría en beneficio del proceso de control micro, reglamentando aquellos temas que presentan confusiones y vacios.


Atentamente,


JUNTA SUBDIRECTIVA
ASCONTROL RISARALDA  
Subdirectiva Risaralda