Afíliate

  • ¡Ahora!
  • ¡Ya!
  • ¡Hoy!
  • a Ascontrol
Clíck aquí.

A propósito del novísimo enfoque (Primera Parte)

Los trabajadores de la Contraloría General de la República y en general del control fiscal público, hemos precisado que la experiencia y conocimientos adquiridos nos permiten asumir el reto constante que depara la lucha contra la corrupción y la búsqueda tanto de una gestión pública eficiente como la del adecuado uso de los recursos públicos.

En ese sentido se asumen, con respeto, cada cuatro años, las más variadas propuestas y análisis respecto al control fiscal público que vienen aparejadas con cada nueva administración. Todas las propuestas son analizadas con fundamento en el marco jurídico – constitucional y legal – que regula el ejercicio de nuestras funciones y competencias.

Es en este marco que se ha asumido la conveniencia o no de la separación de los tres tipos de auditoría (Cumplimiento, Financiera, Desempeño) y por ello aspiramos que la administración cumpla el acuerdo laboral suscrito y se instale prontamente la Mesa Temática del Proceso Micro, para debatir y consensuar el mejoramiento de las guías existentes y definir si la llamada guía de auditoría de desempeño, es más una herramienta para la evaluación de política pública, que una herramienta de auditoría o si en su defecto se construyen dos grandes guías de auditoria.

Todo, absolutamente todo, está para discutir y construir. 

Sin embargo, la actitud profesional, objetiva, comprometida  e independiente de los funcionarios de la CGR, contrasta, de cuando en cuando, con la actitud pendenciera y arrogante que asumen algunos directivos de la entidad (Contralores Delegados, Contralores Provinciales, Directores, Gerentes) que no controvierten técnicamente sino que, pareciera ser,  quieren aplicar actitudes como la de, “usted no sabe quién soy yo”; “yo decido”, etcétera…etcétera; que si a esto le sumamos, el cierre injustificable de la zona de cafeterías o la discriminación de las señoras de aseo y cafetería, entre otros asuntos, el clima laboral se vuelve enrarecido, aburrido, harto, en el cual sólo se cuentan regresivamente, los meses, las horas. Los funcionarios de carrera sabemos esperar….

El ciclo está llegando a su fin y esto lo debería entender el Contralor Delegado de Medio Ambiente, que según las denuncias recibidas viene desarrollando un estilo de dirección que disgusta, que genera barreras y rechazo, que no convoca ni concita sino que separa y divide.

Los trabajadores estamos en disposición de aprender, de aportar desde la experiencia, pero necesitamos del concurso de quienes dirigen algunos despachos, para llevar este barco a buen puerto.

Quedamos a la espera!

ASCONTROL
JUNTA DIRECTIVA NACIONAL
ASCONTROL SIEMPRE CONTIGO
SOMOS UN EQUIPO A TU SERVICIO

Contraloría
Política